Subir la moral y la motivación de los que trabajan desde casa

Compartir

Subir la moral y la motivación de los que trabajan desde casa

Ante la reciente idea de que el trabajo desde casa podría ser la solución para una posible nueva ola de COVID-19, es probable que el trabajo a distancia haya venido para quedarse. De hecho, de acuerdo a un informe elaborado por Owl Labs, el 89% de las empresas europeas tienen previsto adoptar una mano de obra mixta tras la pandemia.

Las empresas han aprendido una buena lección durante el último año y medio, especialmente en lo relativo a la importancia que tienen las comunicaciones interpersonales para un negocio. No obstante, es indudable que el confinamiento y el trabajo a distancia continuado ha afectado la motivación y el ánimo de muchos empleados.

Para los empresarios de pequeñas y medianas empresas es importante que, además de sacar adelante la empresa, dediquen algo de tiempo a ver de qué forma pueden garantizar la motivación de sus colaboradores. Si, tal como pensamos, las empresas se distinguen por sus trabajadores, el estado de ánimo es vital para hacer que funcionen a pleno rendimiento. Teniendo esto en cuenta, proponemos los siguientes consejos para garantizar que los empleados están motivados, tanto en los momentos buenos como en los más complicados.

Permanecer conectados

Puede parecer muy obvio pero cuando se trabaja desde casa, es más fácil aislarse del resto de compañeros. Aunque siempre pueden enviarse mensajes y correos, la falta de interacción humana puede afectar las relaciones laborales.

¿Y cómo se puede solucionar este problema? Manteniendo el contacto tanto personal como virtualmente. Dependiendo de la legislación de cada país con respecto al número de personas que pueden reunirse, organizar encuentros fuera de la oficina es una buena manera de garantizar el contacto y, si esto no fuera posible, las vídeoconferencias de grupo pueden servir de plataforma para debatir temas de trabajo y también para hablar de cosas que no son de trabajo.

No obstante, permanecer conectados no tiene por qué hacerse siempre en grupo, ya que algunos empleados prefieren mantener reuniones individuales para tratar temas más personales relacionados con su bienestar o su estado psicológico. Desgraciadamente, la pandemia ha afectado la salud mental de muchas personas en Europa. De hecho, un informe de la UE refleja que entre septiembre y diciembre de 2020, el 51% de las personas que padecían algún problema psicológico previo empeoraron cuando estalló la pandemia. Es, por tanto, crucial, que como empresario, dediques un tiempo para hablar con tus empleados y asegurarte de que reciben la ayuda que necesitan.

Mantener abierta la comunicación entre los empleados y la empresa

Aparte de aislarse de sus compañeros, el trabajo en remoto puede provocar sentimientos de alienación con respecto a la propia empresa. Y la falta de comunicación entre la empresa y los empleados es una fuente segura de problemas. En un informe publicado en abril de este año, en McKinsey & Co concluyeron que la falta de comunicación sobre el futuro de la empresa hizo que los empleados fueran casi 3 veces más propensos a sufrir niveles altos o moderados de agotamiento.

La comunicación de una empresa con sus empleados es crucial para garantizar que todos trabajan de manera colaborativa hacia el mismo objetivo. Para ello, es crucial mantener abiertos en todo momento los canales de comunicación interna, ya sea en reuniones de seguimiento periódicas o en revisiones semanales.

Y no sólo eso, sino que estas comunicaciones tienen que ser transparentes y sinceras. Ocultar las malas noticias hará que los empleados se lleven sorpresas desagradables y pierdan la confianza. Cuanto más transparente seas, mayor confianza tendrán tus empleados en ti.

Garantizar la colaboración entre los empleados

De todos es conocido que la colaboración es la fórmula secreta del éxito en los negocios. Pero también sabemos que resulta mucho más fácil colaborar mientras te tomas un café en compañía de tus interlocutores que a través de una conferencia. Puesto que la pandemia interrumpió las relaciones presenciales en muchas empresas, existen algunos métodos para solucionar este problema.

Damos por sentado que la mayoría de las empresas europeas utilizan algún tipo de programa de comunicación. Se sabe, por ejemplo, que a principios de año casi 145 millones de usuarios se comunicaron diariamente a través de Microsoft Teams. Pero existen algunas apps como Quip, Google Docs y Asana que facilitan la colaboración entre los trabajadores a través de distintos tipos de proyectos.

Y aún es más, programar sesiones de brainstorming periódicas por vídeo entre equipos puede hacer que fluya la creatividad y se facilite una conversación normal entre los trabajadores, manteniendo así unos niveles de comunicación óptimos.

Fomentar el bienestar de arriba a abajo

Como comentábamos antes, la salud mental se ha visto afectada por la necesidad de trabajar desde casa que impuso la pandemia. Puesto que es altamente probable que se mantengan estructuras de trabajo mixtas en un futuro inmediato, es fundamental que los empresarios garanticen el bienestar de los empleados.

Uno de los problemas principales del trabajo en remoto es la tentación de trabajar más horas De hecho, los informes muestran que los trabajadores llevan haciendo una media de dos horas extras al día desde el principio de la pandemia. Si bien es cierto que en algunas ocasiones hay que hacer horas extras, rebasar constantemente el horario laboral en 10 horas semanales, es demasiado. Por tanto, para garantizar que los empleados disfrutan de su merecido descanso, recomendamos que se pongan límites y dejen de trabajan a una hora en concreto. De esta forma podría reducirse el agotamiento y ayudar a los empleados a desconectar del trabajo.

Además, animar a adoptar hábitos saludables como hacer ejercicio continuado durante la semana o hacer descansos a lo largo del día, han demostrado ser de gran ayuda para rebajar tensiones y mejorar la productividad, y lo que es más importante, la satisfacción por el trabajo.

El trabajo desde casa se ha convertido en muy poco tiempo en una constante en nuestras vidas. Sin embargo, mientras que algunos ya se han adaptado, otros están teniendo problemas en dicha transición y esto está afectando negativamente la moral y la productividad de los trabajadores. Si pones en práctica estos consejos, creemos que podrás mantener alta la motivación y el compromiso de tus trabajadores durante todo el tiempo que tengan que trabajar desde casa.

¿Te queda alguna duda sobre cómo gestionar bien el trabajo en remoto? Ponte en contacto con nuestros Asesores Digitales de V-Hub para que te informen sobre cómo actuar.

Últimos artículos y novedades