¿Qué consecuencias puede tener la subida del coste de la vida en las empresas, sean grandes o pequeñas?

Compartir

Todo lo que necesitas saber sobre cómo podría afectar el aumento del coste de la vida a tu empresa

Los precios están subiendo y no sólo los clientes son los que están en apuros.

Estando aún muchas empresas recuperándose del golpe ocasionado por la disminución de la actividad durante los últimos dos años, y con la previsión de que inflación mundial siga subiendo entre un 4,5 y un 7,7% solo este año, las empresas también tienen que plantar cara a los costes todos los días.

Con el aumento de las facturas energéticas y la subida de precios de los combustibles, muchas organizaciones se sienten al límite de sus posibilidades. Por ello, hemos elaborado un listado único que ofrece los costes que deberás vigilar a lo largo del próximo año.

Inflación en aumento

Con la subida ininterrumpida de los precios durante los últimos años, hablar de la inflación no es nada nuevo. Pero con el crecimiento exponencial que hemos visto, presupuestar y fijar precios de tus productos y servicios requiere de una atención especial.

Todo está subiendo, desde la electricidad hasta el alquiler de la oficina, lo cual implica que las empresas tienen que tomar medidas drásticas en lo relativo a la reducción de costes.

Además, los clientes están cambiando sus hábitos de consumo y la tendencia es que, para hacer más llevadero el aumento del coste de la vida, gasten menos en todos esos productos que no son de primera necesitad. Por tanto, las organizaciones no sólo se están enfrentando a la subida de precios por sí solas, sino que también están gestionando los precios para garantizar que sus productos y servicios sigan siendo competitivos, generen un flujo de caja y unas ganancias constantes.

Los precios de los combustibles y la factura energética son desorbitados

A todos nos gusta que bajen los precios, pero no ocurre lo mismo cuando éstos no dejan de subir y todavía menos si se disparan. Y los recientes acontecimientos mundiales han visto como los gobiernos de toda Europa han ido desabasteciéndose poco a poco del petróleo ruso y los precios de la energía se han disparado. Además, debido a que muchas compañías han vuelto a recibir a sus plantillas en la oficina, mantener a raya la factura energética es más importante que nunca.

Pero esto no es la única razón que explica el aumento de los precios de la energía. Hemos visto también como las facturas se disparan tras el aumento de los precios en el mercado mayorista. Mientras que casi todos los países europeos han fijado un límite a los precios de las facturas de los consumidores, los empresarios tenemos que enfrentarnos a facturas que se han duplicado o incluso triplicado. Este es un factor más que tu empresa debe tener en cuenta, al igual que una razón de mayor peso para reducir costes y garantizar que puedes asumir el incremento de las facturas.

Para muchas de las pequeñas y medianas empresas, el combustible representa también un enorme gasto que debe tomarse en cuenta. El aumento de los precios del combustible puede tener un efecto dominó en la forma en que se fijan los precios de los productos y servicios, tanto en el suministro como en las entregas, en los gastos generales o en los viajes del personal. Incluso las empresas que no tienen gastos de combustible propios pueden verse afectadas por el aumento de precios de los proveedores que harán que su gasto aumente también. Por todo ello, en el momento de hacer los presupuestos, conviene que te asegures de tener esto en cuenta.

Mantener el compromiso y la implicación de los empleados

Tras un abandono generalizado de los puestos de trabajo, muchos empleados europeos han iniciado la búsqueda de un mejor empleo. Desde la perspectiva de los costes, esto puede tener un impacto directo en los gastos de las empresas. En un mercado laboral tan competitivo, a muchas empresas les cuesta mucho trabajo encontrar y retener al personal cualificado. El hecho de que queden puestos sin cubrir trae como consecuencia mayores gastos y a su vez, se requerirá más tiempo y dinero para formar a las nuevas plantillas.

Otra consecuencia de esto es que, con el fin de crear un entorno atractivo en el que el personal prospere, las empresas también necesitan invertir más capital en su establecimiento y en los beneficios que ofrecen. Al fin y al cabo, las expectativas de los empleados han cambiado drásticamente en los últimos años. Las condiciones de trabajo insatisfactorias, puestos de trabajo poco atrayentes y salarios poco competitivos están haciendo que los empleados busquen trabajo en otra parte.

El aumento de los precios está afectando a las empresas de toda Europa y también a los empleados. Por lo tanto, nunca ha sido más importante centrarse en la retención del personal, sobre todo porque invertir en tu equipo es mucho más rentable que contratar personal nuevo.

Se avecina un cambio positivo

Sabemos que todo esto hay que asimilarlo y reconsiderarlo, porque hay cambios en el horizonte. Aunque los gobiernos europeos están gestionando la crisis de diferentes formas, algunos de ellos ofrecen incluso financiación a través de fondos europeos. Esto significa que también puedes optar por implementar medidas que garanticen una continuidad fluida y satisfactoria de las operaciones de tu empresa.

¿Por dónde deberías empezar? Aquí explicamos algunos pequeños cambios pero que son de gran impacto que puedes implementar para crear las bases de un futuro brillante. Si por el contrario prefieres que te aclaren algunas dudas, puedes hablar de forma gratuita con uno de nuestros Asesores Digitales de V-Hub.

Últimos artículos y novedades