Cinco dueños de pequeños negocios ofrecen sus mejores consejos sobre productividad

Cómo logran los dueños de empresas de éxito sacar a flote su carga laboral

Al llevar una empresa, a veces parece que no hay suficientes horas en un día. Esto no lo podemos cambiar, pero hay bastantes formas de aprovechar al máximo las horas de las que disponemos si nos volvemos más productivos.

Hemos hablado con Rudy Bandiera, cofundador de NetPropaganda, Hendrik Gottschalk, director ejecutivo de GetBaff, Carl Reader, autor y campeón del pequeño negocio, Barbara Labate, directora ejecutiva de ReStore y Juan Merodio, director ejecutivo del Instituto TEKDI, para que compartan sus consejos sobre cómo ser más productivos.

¿Cuál es vuestra herramienta de productividad favorita, y por qué? (Aplicaciones, hojas de cálculo, listas...)

Carl Reader: La mejor compra relacionada con la productividad que he hecho mientras teletrabajaba ha sido un par específico de zapatillas limpias que me pongo cada día antes de trabajar. Puede que parezca extraño, pero un recordatorio físico me resulta la mejor forma de pasar a modo laboral y ser más productivo.

Hendrik Gottschalk: Me gustan las listas estándar, las cuales creo cada noche. Siento que es una forma estupenda de irme a la cama sin tener que pensar en nada y comenzar la nueva jornada al día siguiente de forma estructurada.

Hay otra herramienta que uso, se llama el «diario de los 6 minutos». Normalmente paso tres minutos por la mañana anotando cosas por las que estoy agradecido, mis metas para ese día y lo que me motiva a seguir adelante. Por la tarde, escribo lo que ha ido bien, lo que me gustaría mejorar al día siguiente y cuáles han sido mis tres éxitos del día. Tenerlo todo así estructurado me ayuda a no flojear ni un día.

Barbara Labate: Yo uso una aplicación que se llama Trello. Esta tiene una forma muy clara de seguir proyectos y asignar tareas. He intentado que todo el mundo en la empresa la use, pero no ha sido el caso dado que cada persona tiene sus propias preferencias a la hora de ser productivos.

Rudy Bandiera: Uso bastantes herramientas diferentes, pero la que más uso es, sin lugar a dudas, Google Keep. Se trata de un bloc de notas digital que puede almacenar texto, imágenes, enlaces, notas de voz (incluso puedo dictar texto)... Dado que mi trabajo consiste en la producción de contenido, poder iniciar sesión en cualquier dispositivo y tener mis tareas y proyectos frente a mí no tiene precio.

¿Os ha vuelto más productivos teletrabajar?

Barbara: Sí, en algunos aspectos. No tener que pasar mucho tiempo desplazándome me ha ayudado a ser productiva y a poder hacer trabajos de mayor calidad.

Juan Merodio: Lo mismo. Llevo teletrabajando más de 15 años y me ha permitido incrementar significativamente mi productividad, dado que evito los desplazamientos y otras distracciones. Aunque es cierto que teletrabajar aumenta el tiempo disponible, tenemos que adoptar ciertos hábitos diarios en consonancia con esta forma de trabajo que resulta bastante diferente a trabajar con compañeros en una oficina. Para mí, uno de esos hábitos es establecer separaciones claras entre mi vida personal y la laboral con calendarios. Es muy importante diferenciar entre momentos laborales y personales, y yo respeto esa separación.

Carl: Creo que al principio me hizo más productivo, pero esa novedad acabó por desaparecer. Aunque ya estoy acostumbrado a teletrabajar, también estoy acostumbrado a trabajar desde cualquier lugar. Cuando comenzó el confinamiento, mi productividad cayó en picado. Creo que fue resultado de una combinación de varios factores. Estábamos viviendo el miedo de esta gran crisis, pero también el aburrimiento de mirar las mismas paredes cada día, la misma pantalla, y sin tregua alguna.

¿Cuáles creéis que son los aspectos clave a la hora de mantener la productividad de la plantilla?

Hendrick: Transparencia, responsabilidad, confianza e incentivos. En mi caso, la transparencia es uno de los aspectos más importantes de ser emprendedor. Los empleados necesitan saber en qué punto se encuentra la empresa, en qué estamos trabajando y qué desafíos tenemos. Tomar decisiones debe ser un privilegio, no una carga. Alcanzar metas juntos también conlleva tomar decisiones juntos, lo que incrementa la productividad porque al final se te juzga precisamente por ello. La confianza es también extremadamente importante y contribuye a aumentar la productividad de cada persona.

¿Creéis que la productividad es algo que se puede integrar en un negocio mediante formación?

Juan: Creo que la productividad se puede aprender, así que formar a los empleados es vital. Sin embargo, tenemos que ser claros respecto a qué evaluamos. Tenemos que dejar de pensar en el «número de horas trabajadas» y comenzar a pensar en estructuras que premien las metas grandes alcanzadas. Es el valor que creamos, y no las horas echadas, lo que nos hace más competitivos a la larga.

¿Te interesa saber más sobre cómo aumentar tu productividad y hacer crecer a tu empresa? Llama a nuestro asesor digital gratuito y te ayudará en todo lo que necesites.