Claves de los Fondos Europeos contra la COVID-19: lo que tú y tu negocio debéis saber sobre NextGenerationEU

Una guía para pequeños negocios sobre el paquete de estímulo contra la COVID-19 de la UE

NextGeneration EU es un instrumento temporal dotado de 750000 millones de euros concebido para impulsar la recuperación de la economía y para preparar a los mercados europeos para el futuro. Su objetivo es reconstruir la Europa posterior a la COVID-19 y encaminarla hacia un futuro más verde y digitalizado.

Aquí encontrarás más información sobre los paquetes de estímulo y la forma en la que podrían ayudar a tu negocio.

(Nota: como el Reino Unido abandonó formalmente la Unión Europea el 1 de enero de 2021, las empresas británicas no podrán solicitar préstamos ni ayudas relacionadas con el paquete de estímulo NextGenerationEU)

¿Cómo nace y qué es NextGeneration UE?

En abril de 2020, la Unión Europea (UE) decidió establecer un fondo de recuperación europeo para mitigar los estragos de la crisis de la COVID-19, por lo que la Comisión Europea propuso al mes siguiente un nuevo punto en el presupuesto a largo plazo de la UE que ayudase a contrarrestar los efectos inmediatos de la pandemia.

En julio del mismo año, la UE definió el paquete de recuperación a largo plazo en 2400 billones de euros para los años 2021 a 2027, de los cuales, 750 000 millones de euros serán destinados a los Estados miembros de la UE para ayudar a que se enfrenten al impacto actual de la pandemia naciendo el plan NextGenerationEU.

El paquete primordial de NextGenerationEU es el Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (RRF), un paquete de ayudas de 672 500 millones de euros en subvenciones y préstamos destinados a ayudar a los países a invertir para contrarrestar el impacto económico y social.

¿Cuáles son los objetivos del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (RRF) y para qué sirven?

El RRF se estableció para permitir a los Estados miembros elaborar planes con beneficios tangibles para la economía y para la sociedad a la hora de tratar problemas comunes de todos los países europeos, como aumentar la sostenibilidad y facilitar la transición digital en todos los aspectos de la sociedad. De este presupuesto, y como medida necesaria, la UE obliga a que al menos el 20 % se dedique a la transición digital.

Estas son las áreas específicas en las que la Comisión ha alentado a los Estados miembros que se enfoquen a la hora de idear los planes de recuperación y resistencia:

  • Energía: usar tecnologías ecológicas y acelerar la integración de energías renovables.

  • Renovación: mejorar la eficiencia energética de edificios públicos y privados.

  • Recarga y repostaje: ofrecer acceso a medios de transporte limpios y sostenibles, además de estaciones de carga y repostaje.

  • Conexión: acelerar la puesta en marcha de servicios de banda ancha, como fibra y redes 5G.

  • Modernización: actualizar la administración pública y los servicios mediante la tecnología.

  • Escalado: expandir las funciones de nubes de datos empresariales europeas a la vez que se desarrollan los procesadores más potentes y sostenibles hasta la fecha.

  • Reaprendizaje: adaptar los sistemas de educación para fomentar el aprendizaje digital y las formaciones educativas y vocacionales para todas las edades.

¿Por qué afecta todo esto a las Pequeñas y Medianas Empresas?

El año pasado, los negocios tuvieron que adaptar sus funciones con rapidez para trabajar de forma efectiva durante la pandemia: digitalizaron sus empresas para seguir a flote ya fuera mediante la creación de sistemas de teletrabajo o mediante la incorporación de tecnología en sus procesos empresariales.

Al hacer disponible el RRF a los Estados miembros, los pequeños y medianos negocios de los 18 países podrán solicitar a sus gobiernos ayudas y préstamos para sus empresas ya que como indicó la UE, al menos un 20 % del paquete debe ir destinado a la transición digital. En consecuencia, además de usar los fondos para seguir a flote a corto plazo, los pequeños y medianos negocios podrán invertir sus ayudas en funciones digitales y así prepararse para un futuro digital a largo plazo.

¿Cuándo va a ocurrir?

En enero de 2021, la Comisión Europea comenzó a dedicar fondos bajo el Marco financiero plurianual de la Unión Europea (el presupuesto a largo plazo de la UE).

Sin embargo, los países miembros deberán enviar sus propuestas de uso de los fondos para ayudar a sus economías antes de que sus negocios puedan solicitar ayudas y préstamos de NextGenerationEU. Aunque los gobiernos están trabajando arduamente en la elaboración de estos planes, es incierto cuánto va a durar el proceso de la implementación de ayudas y subvenciones a corto plazo.

A largo plazo, la Comisión Europea ha acordado los siguientes plazos:

  • 2023: los recursos de recuperación y resistencia para los Estados miembros se pueden asignar hasta el fin de 2023

  • 2026: todas las reformas e inversiones se deben haber realizado antes de 2026

¿Cómo se puede solicitar una ayuda?

Los procesos de solicitud quedarán confirmados por la Unión Europea una vez se hayan recibido todos los planes de cada país.

¿Te interesa saber más sobre cómo NextGenerationEU puede ayudarte a digitalizar de tu empresa? ¡Llama a nuestro asesor digital gratuito y te ayudará en todo lo que necesites!

Y si eres cliente de Vodafone, entra en tu Área de cliente y mantente al día sobre todas las novedades del Fondo Europeo de Recuperación.