Cómo introducir con éxito la automatización en tu empresa

Compartir

Cómo automatizar una pequeña o mediana empresa

Aunque antes de la pandemia apenas suscitaba interés, en los últimos dos años muchas empresas europeas han incorporado la automatización a sus procesos. Y los motivos son muy claros teniendo en cuenta los beneficios que aporta a las empresas que buscan acomodar las distintas formas de trabajo, tanto en remoto como mixtas, que forman ya parte del día a día de muchas pequeñas y medianas empresas.

Si estás pensando en introducir la automatización en tu centro de trabajo, lee cinco sencillos pasos que las pequeñas o medianas empresas deben seguir, incluyendo algunas ideas del mundo del campo y la agricultura y descubre como estas industrias lideran el proceso de transformación del negocio con operaciones inteligentes:

1. Identifica las tareas concurrentes en el flujo de trabajo

Para detectar dónde se pueden incorporar procesos automatizados, busca los procesos manuales habituales que te llevan una cantidad de tiempo y unos recursos considerables. Cuanto más frecuente sea la tarea, más tiempo ganarás si la automatizas. En agricultura, el campo requiere tareas repetitivas y este trabajo es muy laborioso. El uso de robots agrícolas (“agrobots”) o tractores automatizados se está normalizando y se encargan de realizar tareas repetitivas: cosecha, riego, siembra, etc. Robs4Crops es un ejemplo de esos proyectos que están acelerando el cambio hacia la robótica a gran escala y la automatización de las instalaciones agrícolas por toda Europa.

Sistemas de gestión de proyectos como Asana se utilizan cada vez más para dar respuesta a los dos tercios de oficinistas de todo el mundo que reclaman estar dedicando cuatro horas y media a la semana a realizar tareas repetitivas que les quitan tiempo. No solo sirven para que los equipos organicen, lleven un seguimiento y gestionen su trabajo sino que también reducen los tiempos que emplean en tareas repetitivas y les liberan de un tiempo muy valioso con el que pueden dedicarse a tareas más gratificantes como el pensamiento creativo o la planificación financiera y estratégica que contribuyen al crecimiento de la empresa. Son muchos los sistemas online entre los que tu empresa puede elegir y sirven para agilizar los procesos de contratación, el servicio de atención al cliente, las campañas de marketing o el control del horario de su personal. Según va avanzando la tecnología, se prevé que cada vez puedan automatizarse más tareas, sobre todo, las administrativas.

2. Conoce bien los procesos antes de automatizarlos

Antes de automatizar una tarea, dedica tiempo a asegurarte de que entiendes todas y cada una de las partes del proceso. De esta manera podrás dividir más fácilmente el trabajo en pequeñas acciones que serán más sencillas de programar y repetir. Hemos comprobado que esto es así en la automatización agrícola donde el elemento humano sigue siendo clave en la gestión de la explotación; y es crucial tanto antes de la implantación de los procesos inteligentes como durante el curso de los mismos para sacar el máximo rendimiento de los equipos técnicos. Lejos de descartar el conocimiento y la experiencia humana hay que combinarlos con la automatización. En el entorno laboral la intervención humana es tan importante como la automatización. Ejemplos comunes de asistentes tecnológicos son los correctores ortográficos cada vez más sofisticados como Grammarly, que no sólo detecta errores gramaticales u ortográficos sino que también actúa en cuestiones de estilo.

3. Utiliza herramientas para acelerar los procesos

Existen abundantes herramientas online que nos permiten programar todo tipo de cosas, desde el registro de datos hasta las publicaciones en redes sociales. Hootsuite, por ejemplo, permite programar publicaciones en las redes y puedes incluso codificar herramientas que trabajen específicamente para tu empresa. Aunque tendrás que pagar algo más por estas soluciones, la inversión se recupera muy pronto. La agricultura inteligente está haciendo uso de una serie de automatizaciones que van desde tractores y drones autónomos hasta robots que cosechan y siembran solos. Los robots destinados a las plantas se enfocan a un área específica del campo y funcionan con gran precisión. Este tipo de robots agrícolas utilizan inteligencia artificial y visión artificial, con los cuales se reduce el uso de pesticidas en los campos y, por tanto, se produce comida de mayor calidad. Las marcas tecnológicas más importantes están jugando un papel fundamental en la forma de trabajar la tierra. Una de ellas es Google, que con uno de sus proyectos X-Development, ha creado un «robot para plantas» que analiza el estado de las cosechas mediante Inteligencia Artificial y hace que los agricultores mejoren su producción y ahorren dinero.

4. Integra software de gran capacidad

Si aún no lo has hecho, merece la pena utilizar un servicio de computación en la nube como Google Cloud para tu empresa. Estas plataformas ofrecen muchas ventajas como herramientas integradas de automatización, actualizaciones periódicas y la posibilidad de expandirse según va creciendo tu empresa. Los agricultores pueden confiar en las soluciones IoT, que ofrecen programas informáticos que respaldan y dan soporte a su explotación, no importa lo compleja que sea. Cualquier dron o tractor automático necesita un cerebro que tome la mejor decisión sobre qué hacer con la cosecha. 

5. Aprovecha el tiempo que te ahorras para hacer crecer tu negocio

Utilizar procesos automáticos para tareas que consumen tiempo como la incorporación de personal, la gestión de horarios o los pedidos de compra, te libera de un tiempo precioso que puedes aprovechar para hacer que tu negocio prospere. Un estudio a escala mundial realizado por la empresa UiPath, dedicada a desarrollar programas de automatización, reveló que el 60% de los directivos consideraban que la automatización hacía que los trabajadores se centraran en labores más estratégicas y un 57% comentó que aumentaba la implicación de los empleados, ambos factores fundamentales para lograr los objetivos de negocio. Para muchos agricultores, la adopción de la agricultura inteligente ha supuesto tener que pasar menos tiempo en el campo y más tiempo gestionando y haciendo crecer sus negocios. Sacar tiempo para establecer contactos, hacer marketing, analizar cuentas, perfiles y planes de negocio es crucial para el éxito de cualquier líder empresarial, incluidos los propietarios de explotaciones agrícolas.

Para aquellas empresas que no saben muy bien por dónde empezar en esto de la automatización de las tareas, dar el primer paso es clave, pues los pequeños pasos pueden abrir el camino y hacer que la empresa comience a funcionar de manera inteligente. Pero esta transición no significa que los empleados no sigan teniendo un papel clave en el crecimiento y resultados de la empresa. Al igual que hemos visto en el mundo agrícola, la automatización tiene que ver con mejorar el factor humano de una empresa y liberar un tiempo muy valioso para dedicarse a tareas más gratificantes. Los humanos y la automatización deberían trabajar codo con codo para aumentar las oportunidades de éxito.

¿Necesitas más información sobre cómo integrar la automatización en tu empresa? Ponte en contacto con uno de nuestros Asesores Digitales de V-Hub por teléfono o web chat.

Últimos artículos y novedades